Gustavo Mozzi y la música de los inmigrantes
(Por N.R., Revista Veintitrés, 9 de marzo de 2006)

Mientras muchos artistas se preocupan por rescatar y resaltar el aspecto más local del tango y de la música rioplatense, Gustavo Mozzi elige el camino difícil. Su mirada está puesta, más que en una región, en la música del puerto: una música móvil, viajera, que busca un lugar donde asentarse mientras comienza a salir de los bolsos y las valijas de los inmigrantes. Matiné – su quinto disco – toma aquello de “de los negros el candombe, de los blancos viene el vals” para generar un auténtica y completa banda de sonido de las oleadas migratorias. Los tangos, las milongas, el candombe y la murga – más algún susurro del litoral – coquetean con la música de tradición europea y su instrumentación para dar a luz un refinado folklore del mundo tan propio de Buenos Aires y de Montevideo como de algunas ciudades del viejo continente. Los músicos son, entre otros, Marcelo Moguilevsky en clarinete, Facundo Guevara en percusión, Horacio Romo en bandoneón y Damián Bolotín en violín.

PRESSREVIEW
Gran Orquesta